Salud Pública de México

PERFIL EPIDEMIOLÓGICO DE LA TRIQUINOSIS EN EL ESTADO DE ZACATECAS

PERFIL EPIDEMIOLÓGICO DE LA TRIQUINOSIS EN EL ESTADO DE ZACATECAS

AUTORES

Javier Cabral Soto, M.S.P., M.A.H.,(1) Hugo Villicaña Fuentes, M.S.P.,(2) Rafael Fragoso Uribe M.S.P.,(3) Antonio Contreras M.C., M.P.(4)

(1) Jefe de Servicios Coordinados de Salud Pública en el Estado de Zacatecas (SCSPEZ).
(2) Jefe del Departameto de Epidemiología y Medicina Preventiva de los SCSPEZ.
(3) Maestro Titular de Tiempo Completo en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).
(4) Investigador del Centro Universitario de Investigación y Docencia (CUID) y Maestro de la Facultad de Medicina de la UAZ.

RESUMEN

Se hace una recopilación de datos de los casos de triquinosis ocurridos en el estado de Zacatecas de 1978 a 1988, se describe la endemia y se ubica el problema en tiempo, persona y espacio. Se mencionan los datos más relevantes de los brotes de mayor impacto por su magnitud, trascendencia o ambas. El primer caso de triquinosis diagnosticado en Zacatecas fue en 1975; posteriormente hubo varios brotes, cuatro en 1978, el de Laguna del Carretero, Municipio de Villanueva, se destacó por su magnitud y elevada letalidad (33%) ; durante el periodo 1979-1988 se manifestaron 17 brotes más, de ellos llaman la atención el de Valparaíso, donde ocurrió una defunción, así como el de Pozo de Gamboa, donde provocó un aborto en una paciente de 20 años. Es más frecuente la triquinosis en el medio urbano que en el rural. El grupo de edad más afectado comprende entre los 15 a 44 años, representa el 49 por ciento de los casos; y es más recurrente en el sexo femenino con una razón de 1:1.8. Siete de los 56 municipios han reportado casos (12.5%), entre ellos figuran Zacatecas, Villanueva, Valparaíso, Pánuco, Jerez, Jalpa y Guadalupe. El grado de afectación corresponde al orden en que se mencionan. El mecanismo de transmisión en la mayor parte de los casos fue por la ingesta de chorizo "crudo" o mal cocido y en pocos casos se refirió el consumo de carne de cerdo deficientemente cocida. De los casos que se incluyen, en 60 se confirmó el diagnóstico mediante la observación del parásito, miositis o ambos, a través de la biopsia de tejido muscular, lo que representa un 38 por ciento del total de casos reportados. En seis de estos, el último brote se confirmó con el diagnóstico clínico por estudio anatomopatológico y doble difusión.

ABSTRACT

A compilation of data from the cases which have ocurred in Zacatecas during the period between 1976 and 1987 has been made. It describes the endemia and locates the problem in time, person and space. Because of their impact, magnitud and consequences the more important data of the untbreaks is presented. The first case of trinchinosis diagnosticated in Zacatecas was in 1975, since date there has been other outbreaks; four in 1978, with the highest mortality of 33 per cent which ocurred in Laguna del Carretero a community of Villa Nueva during the period between 1979-1988 there have been 17 more, among these a death ocurred in Valparaiso and, in Pozo de Gamboa there was an abortion in a 20 year old female patient. This infection has higher frecuency in urban areas. The most afected group age is that 15-44 years, in this group there been 51 percent of the cases ocurring in females in a proportion of 1:1.8. Seven of the 36 countries in the state of Zacatecas, such as Zacatecas, Villanueva, Valparaiso, Panuco, Jerez, Jalpa and Guadalupe, have reported cases, the countries are listed of frecuency. The transmision in most of the cases was caused by ingestion of row pork products, in a fen undercooked pork meat. The diagnostic was confirmed in sixty cases by the conservation of the parasite in muscle bicpsy and oronyosistis which represent a 38 percent of the reported total cases. Six cases was conformed by histologic sections and inmuno electroporesis test.

Introducción

LA TRIQUINOSIS ES una zoonosis provocada por la Trichinella spiralis, se transmite al hombre por ingerir carne de cerdo parasitada o sus productos crudos o "mal cocidos". En nuestro medio la fuente de infección en el 100 por ciento de los casos fueron productos cárnicos de cerdo.

Olvera, ha estudiado en la República Mexicana desde 1986 esta enfermedad; él realizó los primeras aportaciones respecto al padecimiento. En 1939, Perrin2 hizo observaciones sobre la frecuencia de esta parasitosis en México y posteriormente Mazzotti y col3-8 llevaron a cabo investigaciones importantes sobre la triquinosis.

En 1975, se diagnosticó el primer caso en Zacatecas. La clínica hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Zacatecas, reportó el primer brote de triquinosis ocurrido en Jerez, municipio del mismo nombre, en 1978; a la fecha se han descrito 21 brotes epidémicos,9-13 estudiados por diversas instituciones del sector salud (cuadro I).



Las condiciones laborales, sociales y culturales de la población zacatecana constituyen un campo propicio para mantener, e inclusive incrementar, la incidencia de esta parasitosis, si no se adoptan medidas de prevención y control adecuadas.

El estado es eminentemente agrícola y ganadero, el 51 por ciento de la población económicamente activa (PEA) se dedica al sector primario de producción.

La crianza de animales domésticos forma parte de la economía familiar; la principal es la de porcinos, los cuales son criados en forma mixta y podríamos decir extensiva, ya que la mayor parte de las comunidades no disponen de áreas adecuadas para el confinamiento; los cerdos, para conseguir sus alimentos, se desplazan con toda libertad entre las poblaciones rurales e inclusive en algunas urbanas; en esencia, su alimentación consiste en raíces, follajes, roedores, carroña, desperdicios de todo tipo e incluso deyecciones humanas.

Los hábitos alimentarios de la población son inadecuados, debido a que cuando por enfermedad muere algún animal lo desuellan (destazan) en las cercanías de los asentamientos humanos,14 disponen de su carne como alimento y abandonan los restos en la superficie de la tierra; de ellos disponen los perros, cerdos y consumidores de carroña.

Es tradición que las familias críen en sus domicilios de uno a seis porcinos, los utilicen para su consumo durante las festividades, o bien los comercialicen con intermediarios (compradores ambulantes), quienes los venden directamente a los rastros e incluso son expendidos en algunas poblaciones circunvecinas de la entidad.

Resultados

DISTRIBUCIÓN DE FRECUENCIA

El total de casos de triquinosis en seres humanos se reportan en siete de los 56 municipios que constituyen la entidad, como: Zacatecas, Jerez, Villanueva, Valparaíso, Pánuco, Jalpa y Guadalupe (figura 1).



El municipio más afectado durante el periodo 19781989, fue Zacatecas; se registraron 72 casos, que representan
el 45.0 por ciento del total; le sigue el municipio de Pánuco (Pozo de Gamboa) con 30 casos, el 18.1 por ciento, y Villanueva con 22 casos que constituyen el 13.3 por ciento. El municipio que ha registrado menor número de casos es Guadalupe, seguido de Jalpa y Jerez.

Los años de mayor incidencia en el estado de Zacatecas fueron 1979 y 1987 (cuadro II).



Durante 1984-1985 no se registraron casos entre los años que reportaron actividades y el de menor incidencia fue 1980.

Por municipio,  la  incidencia más elevada correspondió a Pánuco y ésta fue de 251.7 por 100 000 habitantes, ocurrida en el año de 1987.

El 49.4 por ciento de los casos de triquinosis se han presentado en el grupo de edad de 15 a 44 años y el 38.0 por ciento afectó a individuos de 5 a 14 años (cuadro III).


En cuanto a sexo, las mujeres han sido más afectadas que los hombres con una razón de feminidad de 1:1.3.

ASPECTOS RELEVANTES DE LOS BROTES

La mayor parte de los brotes ocurridos a la fecha, tienen como factor común la ingestión de chorizo "crudo" o mal cocido. Dos de los brotes más importantes por su magnitud y trascendencia y por su alta letalidad (Laguna del Carretero, Villanueva y Valparaíso), se debieron al consumo de productos de cerdos propiedad de los afectados y procesados en domicilios particulares; los demás brotes, de un modo o de otro, tuvieron como fuente común el chorizo procesado en Malpaso, localidad perteneciente al municipio de Villanueva,16 ubicada a 30 km al sur de la ciudad de Zacatecas, sobre la carretera 52 (Guadalajara-Zacatecas).

Malpaso es una comunidad que ha adquirido fama en la entidad por su "buen chorizo" y, por lo mismo, tiene bastante mercado; así es que muchas familias de la comunidad se dedican a procesar este producto que luego distribuyen para su venta en las tiendas y mercados de las localidades circunvecinas.


De especial interés es el último brote, en Pozo de Gamboa, Pánuco. Se inició dos días después de la fiesta patronal; durante esta festividad de cuatro días, se instalan múltiples puestos que venden alimentos (tortas de chorizo); lo particular del brote consistió en que los enfermos refirieron haber consumido alimentos de diversas fuentes, como chorizo procesado en Morelos, Calera, Río Grande y Malpaso, y otros alimentos preparados (con carne de cerdo de su propiedad) en domicilios particulares de la comunidad. Este brote ocurrió en mayo de 1987, y se registró un total de 30 enfermos; a cinco de ellos se les practicó biopsia, los resultados fueron positivos; a otros seis se les determinó anticuerpos mediante inmunoelectroforesis, también resultaron positivos. Una paciente presentó un ataque grave al SNC y manifestó rigidez generalizada (opistótonos). En este brote se refirieron, como ya se mencionó, múltiples fuentes probables; sin embargo, no fue posible confirmar por exámenes de laboratorio ninguno de ellos.

En 1978, a raíz del brote de Laguna del Carretero, enfermaron 18 personas, de las cuales seis fallecieron, lo que implica una letalidad de 33.3 por ciento y una tasa de ataque del 100 por ciento. Antes de internar a los enfermos en el hospital general de Zacatecas, se les trató con diversos antibióticos, ya que presentaron diagnósticos diferentes, como fiebre tifoidea. El diagnóstico de triquinosis se confirmó en 13 de 18 enfermos mediante biopsia de gemelos, que se practicó en el Hospital General de Zacatecas. El total de los enfermos aceptó haber consumido chorizo crudo.

El brote ocurrido en la ciudad de Valparaíso se registró durante febrero de 1987, con un total de 19 casos, de los cuales uno falleció; dándose una tasa de letalidad de 5 por ciento y una tasa de ataque del 23.1 por ciento. Se confirmó el diagnóstico por biopsia, mediante el cuadro clínico y pruebas serológicas en el resto de las 19 personas enfermas. En este brote se refirió el sacrificio de dos porcinos, uno el 19 y otro el 25 de febrero; casi todas las personas enfermas consumieron productos de ambos cerdos, esto dio lugar a confusión sobre la identificación de la fuente de infección, ya que un enfermo dijo haber consumido carne sólo del primer cerdo, y otro solamente del segundo. Fue posible obtener trozos de chorizo del segundo cerdo y remitirlos al Centro Universitario de Investigación y Docencia de la UAZ, en donde se reportó el hallazgo de múltiples larvas de Trichinella spiralis.

De los 19 enfermos, nueve aceptaron haber consumido chorizo crudo; el resto niega haberlo ingerido en esa forma.

ASPECTOS CL?NICOS

Algunos aspectos que orientan al diagnóstico de la triquinosis en Zacatecas son:

1. Antecedentes epidemiológicos de la región (existencia de casos o brotes anteriores).

2. Consumo de carne o productos de cerdo, crudos o mal cocidos.

3. Cuadro clínico constituido por hipertermia, mialgias, artralgias, cefalea y edema bipalpebral.

4. La presencia de parásitos o miositis en biopsia de músculo estriado.

5. Análisis de laboratorio, etcétera.
En 137 pacientes con expediente completo en el estado de Zacatecas registrados en el periodo referido, los síntomas y signos observados de manera predominante fueron: hipertermia 87.6 por ciento, cefalea 58.4 por ciento y edema bipalpebral con 54.7 por ciento; los referidos con menor frecuencia fueron exantema, dolor abdominal, disfagia, dolor ocular y conjuntivitis (cuadro IV).



Los padecimientos que más se confunden con la triquinosis en Zacatecas17 son: fiebre tifoidea, glomerulonefritis, intoxicación alimentaria, influenza y brucelosis, los cuales se sugiere se tenga en cuenta para realizar un diagnóstico diferencial.

El diagnóstico se confirma mediante la toma de biopsia de músculo estriado, en donde se observan los parásitos (larvas) o miositis; sin embargo, por lo traumático del procedimiento y riesgo de infecciones posteriores en o a través de la herida, en Zacatecas en cada uno de los brotes se han practicado biopsias en uno a seis enfermos, confirmando el diagnóstico de éstos; los demás se incluyen con los signos, síntomas y los antecendentes antes referidos. Otros exámenes realizados y que resultan de utilidad son la biometría hemática, donde por regla general se encuentra eosinofilia alta (cuadro V).


Discusión

1. Es importante enfatizar en la elevada letalidad que se presentó en el brote de Laguna del Carretero (33.3%), donde los pacientes admitieron comer chorizo crudo.

2. La letalidad en los 166 pacientes estudiados de 1978 a 1989 fue de 4.4 por ciento, la cual consideramos elevada si se compara con otras enfermedades infecciosas y parasitarias.

3. Es probable que la triquinosis no se diagnostique y a algunos pacientes se les haga otro diagnóstico, como en el caso de los brotes estudiados; este hecho explicará la aparente baja incidencia en algunos años e incluso que en 1984 y 1985 no se hayan registrado casos.

4. Es posible que en Zacatecas la triquinosis no se limite a las áreas donde se han localizado casos o bien cerdos infectados; sin embargo, esta hipótesis requiere afirmarse o negarse en estudios de campo.

5. Es conveniente que se intensifique la vigilancia epidemiológica a fin de conocerla magnitud y gravedad del problema.

6. También debe incrementarse la educación higiénica y el control sanitario, sobre todo en el rastro, mataderos de cerdos y sitios donde no se ha demostrado la existencia del padecimiento.

Bibliografía

1. Olvera G. Triquinosis en México. Contribución de dos casos para la historia de la triquinosis en la capital de México. Gac Med Mex 1986;33:167-175.
2. Perrin T. Primeras observaciones sobre la frecuencia en México de triquinosis ignoradas. Rev Med Hosp Gral 1939;1:437-445.
3. Mazzotti L, Chavira C. Investigación de triquinosis en 600 diafragmas humanos en la Ciudad de México. Rev Inst Salud Enfr Trop 1943;4:343-351.
4. Mazzotti L. Examen de 400 diafragmas humanos en la Ciudad de México para investigar triquinosis. Rev Inst Salud Enfr Trop 1948;9:51-54.
5. Mazzotti L, Lozano HE. La prueba intracutánea de Bachman para el diagnóstico de la triquinosis en 1 000 personas sanas de la Ciudad de México. Rev Salud Enf Trop 1944;5:31-36.
6. Mazzotti L. Resultados de una exploración sobre la presencia de triquinosis en embutidos de carne de cerdo. Salud y Asist 1948;8:37-39.
7. Mazzotti L, Alcantara. Incidencia de Triquinosis spiralis en 900 ratas (Rattus novergicus) en la Ciudad de México, DF Rev Inst Salud Enf Trops 1954;14:201-202.
8. González Cortés A, Martínez Marañón R, Dávalos Mata A, Curiel HR. Investigación de una probable epidemia de triquinosis. Boletín informativo Direc Gral Invest Salud Publica Mex 1975;4:139-149.
9. Díaz Saldaña J, Manjarrez MA, Gómez Barreto J, GonzálezAngulo J, Vélez de la Rosa H. Triquinosis; reporte de un brote familiar residente. 1979;4:326-328.
10. Martínez Marañón R, Ruiz Fernández A, Rojas Cristerna F, Cortés Cervantes A, Escobar Luján M, Díaz Castorena G. Triquinosis en Zacatecas. Estudio epidemiológico y clínico. Prensa Med Mex 1979;44:(11-12)278-287.
11. Martínez Marañón R. Un pequeño brote familiar de triquinosis en Naucalpan, México, Salud Publica Mex 1979;21:161-165.
12. Fragoso Uribe R, Villicaña Fuentes H, Tavizón García P. Un brote de triquinosis en Laguna del Carretero, Zacatecas. Rev Diálogo Abierto (UAZ) 1982;1:(1)24-34.
13. Fragoso Uribe R, Villacaña Fuentes H. Antrax en dos comunidades de Zacatecas, México. Bol Ofna Sanit Panam 1984;97(6):526-533.
14. Tavizón García P, Fragoso Uribe R. Aspectos Ecológicos que propician la endemia de la triquinosis en Zacatecas. En preparación (datos de observación).
15. Martínez Marañón R. ¿Está aumentando la triquinosis en México? ¿podría ser esto una consecuencia inesperada de nuestro "desarrollo"? Salud Publica Mex 1985;27:4051.
16. Fragoso Uribe R. Un brote de triquinosis en Villanueva, Zacatecas. Salud Publica Mex 1981;23:25-41.
17. Villicaña Fuentes H. Nuevos brotes de triquinosis en el estado de Zacatecas, Salud Publica Mex 1985;27:260262.

Enlaces refback





Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329-3000, página web, www.insp.mx), con ISSN: 1606-7916 y Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, planta baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329 3000. Fecha de última modificación: 7 de junio de 2018. D.R. © por el sitio: Instituto Nacional de Salud Pública.

Gestionando el conocimiento