Salud Pública de México

CCIDENTES, VIOLENCIAS Y LESIONES TRAUMTICAS. NUEVO ENFOQUE PARA EL USO Y ANLISIS CONCEPTUAL DE LOS TRMINOS

ACCIDENTES, VIOLENCIAS Y LESIONES TRAUMTICAS. NUEVO ENFOQUE PARA EL USO Y ANLISIS CONCEPTUAL DE LOS TRMINOS

Autores

MARTHA C. HJAR MEDINA(1)

(1) Departamento de Riesgos Ocupacionales y Lesiones. Centro de Investigaciones en Salud Pblica, Instituto Nacional de Salud Pblica.

Resumen

Una de las barreras que se han presentado para la prevencin de los daos a la salud provocados por los accidentes y las violencias, ha sido precisamente considerarlos como el problema de salud per se, cuando slo constituyen los mecanismos a travs de los cuales se presentan dichos daos. En el momento actual la utilidad de estos trminos consiste en que brindan la posibilidad de identificar la intencionalidad o no que hay detrs de los mismos. As, uno de los objetivos del presente trabajo es reflexionar en torno al problema que representa el uso inadecuado de dichos trminos, as como las implicaciones y limitaciones que tiene y ha tenido su utilizacin, las que han repercutido en la prevencin y en un abordaje parcial de las causas reales de este problema de salud que se traduce en lesiones traumticas, las cuales constituyen una de las primeras causas de muerte y enfermedad de la poblacin infantil, joven y en edad productiva en nuestro pas.


Palabras clave: accidentes, violencias, lesiones traumticas

Abstract

One of the barriers that has arisen for the prevention of injuries provoked by accidents and violence has been precisely that of the consideration of these terms as a health problem in and of itself; in actuality, they only constitute the mecanisms through which said injuries arise. At the moment; the usefulness of these terms is based on the fact that they offerthe possibility of identifying the injury as either inadvertent of deliberate. Like wise, one of the goals of this work is to reflect upon the problems that arise from the inadequate use of these terms, as well as the implications and limitations of their use. This has had an effect on prevention and on the partial approach to the real cause of this health problem which turns out to be traumatic lesions, one of the prime causes of death and illness in infants, young persons, and the middle age in our country.

Key words: accident, violence, injury


Solicitud de sobretiros: Dra. Martha C. Hjar Medina. Departamento de Riesgos Ocupacionales y Lesiones, CISP. Av. Universidad No 655 Col. Sta. Mara Ahuacatitln, 62508 Cuernavaca, Mor.

Introduccin

DENTRO DE LA amplia gama de daos a la salud que presenta la poblacin mexicana, destacan por su magnitud y trascendencia los provocados por hechos accidentales y violentos a los que tradicionalmente se les ha denominado, tanto para su descripcin epidemiolgica como para plantear programas de prevencin, como accidentes y violencias. El objetivo fundamental del presente trabajo es plantear el problema que ha representado el uso inadecuado de los trminos mencionados y que, a juicio del autor, ha influido en que se les considere errneamente como problemas de salud per se, ya que su aparente condicin de azarosos, imprevisibles, fuera de control, etctera, hace que no sean susceptibles de prevencin.

Es comn encontrar que los dos conceptos (accidentes "y" violencias) se manejan como uno solo o, lo que es peor, como hechos inseparables, cuando la gnesis y abordaje para su estudio son totalmente diferentes. Por lo tanto lo correcto sera describirlos como accidentes "o" violencias.

La Organizacin Mundial de la Salud y la Ley General de Salud1 definen de manera contradictoria el trmino accidente pero no mencionan nada respecto al de violencias. Aparentemente, y a la luz de esa falta de precisin respecto al ltimo trmino, se podra pensar que se les considera como sinnimos. Es cierto que, como reza el refrn popular, "van juntos pero no revueltos", por lo que se requiere definir qu se va a considerar como violencia.

Tal vez la dificultad o la confusin estriba en que ambos eventos son capaces de producir el mismo dao a la salud, traducido en una lesin traumtica; por ejemplo: un traumatismo craneoenceflico puede ser resultado de un accidente por choque entre vehculos o por un golpe dado intencionalmente con un objeto pesado por otra persona.

Lo anterior queda muy claro desde el momento en que la misma Clasificacin Internacional de Enfermedades (CIE), 9a. Rev., considera dos codificaciones distintas, dependiendo de si lo que se va a registrar es la causa externa (definida como accidentes y violencias) de un traumatismo o envenenamiento (tipo de lesin), o el tipo de traumatismo o envenenamiento. El manejo de estas dos codificaciones ha trado como consecuencia que la primera se utilice para el registro de mortalidad y la segunda para morbilidad. Ejemplo: en el caso de un individuo que falleci debido a un traumatismo craneoenceflico provocado por una cada desde el tercer piso de un edificio, lo que se codifica es la cada (causa). Si este individuo no hubiera fallecido, su caso se informa simplemente como traumatismo craneoenceflico (dao) sin aclarar la causa del mismo. Entonces existen dos formas distintas de abordar un mismo dao a la salud, situacin que no se da en ningn otro caso.

Uno de los argumentos que se ha manejado para explicar esta situacin ha sido que el hecho de codificar la causa y no el tipo de lesin sirve para plantear medidas preventivas, lo cual significa que lo que interesa es prevenir las muertes; entonces qu pasa con las lesiones que no producen la muerte pero que inhabilitan o incapacitan temporal o permanentemente a un individuo? Se est trabajando nicamente para evitar la muerte? Qu sucede con la prevencin primaria y secundaria? As se explica que mucho de lo realizado en tomo a la "prevencin de accidentes" se limite a proponer acciones de primeros auxilios, y no acciones dirigidas a evitar que el hecho accidental o intencional se produzca. Por lo tanto se vuelve necesario que para el registro de estos daos se utilicen las dos codificaciones.

Otro aspecto que tambin influye en esta situacin es considerar a los accidentes y a las violencias (nivel previo o inmediato a la lesin) como las causas, desconociendo o restando importancia a lo que hay detrs de estos hechos y que constituyen las verdaderas causas (nivel mediato o estructural) como son: la inexperiencia, desconocimiento o inexistencia de medidas de seguridad, cansancio, alcoholismo, audacia, exibicionismo, curiosidad, estrs, problemas mentales, incapacidad fsica, estilos de vida, aspectos culturales, religiosos, hacinamiento e incluso otra enfermedad, etctera (figura 1).




Estas causas que quedan claras en el caso de los hechos accidentales, pero no son tan fciles de definir en hechos violentos (homicidios, suicidios, violacin, etctera), donde la identificacin de los factores que desencadenan estos hechos cae dentro de patrones socioculturales que se han definido con poca claridad, (inseguridad, ambiente agresivo, machismo, etc.), sobre los que sera necesario trabajar de manera ms profunda para su objetivizacin, de manera tal que se est en condiciones de proponer medidas de intervencin concretas para su prevencin.

Paradjicamente, podra decirse que no existe discurso poltico dentro de este campo en el que no se mencione la gran relevancia y escalada que han tenido en la ltima dcada los daos a la salud provocados por los accidentes y las violencias. Esta situacin no concuerda con los programas y acciones realizadas para su control, lo que demuestra que los recursos asignados para su estudio son escasos y que, dentro de prioridades establecidas en los programas de accin de gobierno, estos temas son los grandes ausentes.

Si analizamos las limitaciones que tiene el uso de cada concepto, aclarando que no slo son de tipo semntico, tal vez ayudara a reflexionar sobre la conveniencia de plantear un cambio de fondo en la conceptualizacin del problema, que lleve a definir el panorama real de los daos ala salud provocados por los hechos accidentales o violentos. As iniciaremos con el concepto:

Accidente: hecho azaroso, fuera de control, que se presenta de manera sbita e imprevisible.2 Tomando en cuenta las caractersticas anteriores, se podra asegurar que un accidente no es prevenible. Adems el trmino no tiene incluida la connotacin del dao a la salud que produce, sino queda referido a la causa o mecanismo del dao. Por otro lado, un accidente no slo produce daos a la salud, sino daos materiales, pudiendo presentarse ambos o slo uno de ellos. Visto de esta manera el trmino es mucho ms amplio, y por s solo no da cuenta clara del fenmeno y sus repercusiones sobre la salud. En otras palabras, puede existir el accidente sin que se produzca un dao a la salud.

Violencia: este trmino tiene diversas acepciones, que varan segn el objetivo de su anlisis; as, lo encontramos definido como: hecho de actuar sin el consentimiento de una persona3. (concepto que no es aplicable en el caso de lesiones autoinfligidas), o como la forma ms severa y directa del poder fsico que provoca daos capaces de producir la muerte4.

El problema que presenta este trmino es todava mayor, ya que sus alcances y repercusiones en la sociedad van ms all los daos a la salud que provocan, e incluso de stos, slo los que se hacen objetivos a travs de daos fsicos, pues los psicolgicos rara vez se cuantifican o se toman en cuenta como tales. Vale la pena subrayar que la CIE, fuera de las lesiones fsicas, no considera la posibilidad de registrar los daos a la salud mental provocados por estos hechos. De ah que nuevamente, al igual que el de accidente, el trmino queda reducido a plantear el mecanismo que dio origen a un dao a la salud de tipo "fsico".

Lo anterior permite reflelxionar que lo que hasta hoy se ha manejado como daos a la salud, referido a los accidentes y violencias, representa slo los mecanismos a travs de los cuales se presenta un dao sobre la salud fsica individual, traducido en lesiones traumticas (trmino que se discute ms adelante) y que podran limitarse slo a dejar en claro la intencionalidad del dao mismo. As, a las lesiones traumticas provocadas por un mecanismo accidental se les diferenciara con este adjetivo de las provocadas intencionalmente, ya sea por el individuo mismo o por otra persona (figura 1).

El trmino que se propone para referirse de manera concreta a los daos a la salud incluidos en este rubro, es el de lesin traumtica, definido como un dao fsico, resultado de una exposicin a agentes qumicos, mecnicos y fsicos.5 Se propone el adjetivo de traumtica, porque el trmino de lesin se ha utilizado en medicina para referirse a varios tipos de daos provocados por diversas enfermedades, lo que llevara nuevamente a la indefinicin del trmino. Junto con su utilizacin, se propone que el estudio y abordaje de este dao a la salud debe hacerse como el de cualquier enfermedad; perspectiva que permite que su prevencin y control tengan consecuencias ms prcticas y factibles. Lo anterior no constituye solamente una reflexin personal, sino que es el resultado de serias discusiones hechas por expertos en el tema,6-10 con la nica finalidad de eliminar la concepcin de que es debido a la "mala suerte", a que "ya le tocaba" o al simple azar.

figura 2

El propsito de este trabajo no radica en plantear la innegable trascendencia del problema de salud que representan en la esfera individual y comunitaria los daos provocados por los hechos accidentales o violentos, cuyas repercusiones van ms all del mbito nacional,11,12 sino en dejar clara la necesidad de realizar un cambio en el anlisis, que nos lleve a realizar un esfuerzo serio de discusin con el nico afn de que las acciones de salud que se realicen en este sentido realmente tengan un impacto real en la solucin del problema.

Referencias

1. Ley General de Salud. Mxico: Editorial Porrua, 1990: 29-30.
2. Diccionario Medicopsicolgico University. Editorial Interamericana, 1966:7.
3. Diccionario Enciclopdico Ilustrado. Barcelona, Espaa: Editorial Ocano, 1989.
4. Hernndez H. Las muertes violentas en Mxico. Universidad Nacional Autnoma de Mxico, Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, 1989:13.
5. Haddon W, Baker S. Injury control. Preventive and community medicine. Washigton DC: Little Brown & Company, 1981:109-140.
6. Baker SP, O'Neill B, Karpe RS. The injury fact book. Lexington MA: Lexington Books, 1984.
7. Rice DP, Mackenzie EJ. Cost of injury in United States. A report to congress.
8. Waller JA. Injury: Conceptual shifts and preventive implications. Ann Rev Public Health 1987:21-49.
9. Kreis D (Jr). Trauma systems: An interdisciplinary approach to prevention, treatment, and education. Bull NY Acad Med 1988; 64:835-7.
10. Vernon N. The injury problem from different prespectives. Public Health Reports. Nov-Dec, 102(6):583-601.
11. Barss P, Gordon S, Mohan D, Baker S. Injuries of adults in developing countries: epidemiology and policy. Adult health paper. The World Bank. En prensa: 1-88.
12. Castan R, Hjar M, Solrzano L. Accidentes y Violencias. Salud y Crisis en Mxico. Textos para un debate. Siglo XXI, UNAM 1990:39-93.



Enlaces refback





Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329-3000, página web, www.insp.mx), con ISSN: 1606-7916 y Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, planta baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329 3000. Fecha de última modificación: 11 de abril de 2019. D.R. © por el sitio: Instituto Nacional de Salud Pública.

Gestionando el conocimiento