Salud Pública de México

SENSIBILIDAD AL CONTRASTE VISUAL EN POBLACION MEXICANA SANA(*)(*) Trabajo presentado en el XX Congreso Mexicano de Oftalmología, México, D.F., 14-18 de febrero de 1993, y en el XIX Congreso Panamericano de Oftalmología, Caracas, Venezuela, 11-15 de julio de 1993.

SENSIBILIDAD AL CONTRASTE VISUAL EN POBLACION MEXICANA SANA(*)(*) Trabajo presentado en el XX Congreso Mexicano de Oftalmología, México, D.F., 14-18 de febrero de 1993, y en el XIX Congreso Panamericano de Oftalmología, Caracas, Venezuela, 11-15 de julio de 1993.

AUTORES


Lourdes Medina-Alvarez Tostado, M.C.(1) Juan Manuel Díaz-Pérez, M.C.(2) Francisco Durán-Iñiguez, M.C.(2)

(1) Jefe del Servicio de Visión Subnormal del Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana. Coordinadora del Centro de Rehabilitación para Ciegos y Débiles Visuales de la Fundación "Conde de Valenciana", México.
(2) Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana, México.

RESUMEN

Se presenta un estudio descriptivo con 224 individuos sanos a quienes se les cuantificó la sensibilidad al contraste visual. Los resultados se analizaron con medidas de tendencia central y pruebas estadísticas para diferencias de medias, así como frecuencias simples. Para la evaluación de la sensibilidad al contraste visual se propone un formato adecuado a las características de la población mexicana sana, con base en los resultados obtenidos, ya que la curva normal de la sensibilidad al contraste visual se encuentra por debajo de los estándares descritos en la literatura internacional.

ABSTRACT

This paper presents a descriptive study of visual contrast sensitivity on 224 healthy Mexican individuals. Central tendency measures, Student's t test, as well as simple frequencies were the statistical tests used for data analysis. A format to evaluate visual contrast sensitivity adequate to healthy Mexican population is proposed, taking into account that the normal visual contrast sensitivity curve of Mexicans was found to be lower than the international standards.

Introducción

Desde hace más de un siglo, el método más empleado para cuantificar la visión ha sido la exploración clínica de agudeza visual, utilizando las cartillas que Snellen diseñara en 1862.1 Estas consisten en optotipos de diferentes tamaños, los cuales exploran la habilidad del ojo para discriminar el estímulo de menor tamaño en un contraste máximo, pues utiliza letras negras sobre fondo blanco.2,3

En la vida cotidiana, la mayor parte de los estímulos visuales no se presentan en un contraste máximo y esto es aún más notorio al considerar las variaciones de iluminación, por ejemplo durante el crepúsculo o durante un día nublado.

A pesar de que la agudeza visual mide adecuadamente las características ópticas del ojo, ésta es una medición básicamente de la cantidad, mas no de la calidad de la visión.4

La valoración de la sensibilidad al contraste visual es la medición subjetiva de la habilidad del paciente para detectar la presencia de mínimas diferencias en cuestión de luminancia entre objetos o áreas en el espacio.3

La prueba de la sensibilidad al contraste valora la percepción del proceso visual en la fase retina-cerebro, ya que a nivel cortical se integra un código basado en la forma y el contraste del estímulo visual, de tal manera que la sensibilidad al contraste puede valorar la calidad de la visión.4

Es importante determinar el valor promedio de la sensibilidad al contraste visual en la población oftalmológicamente sana, para saber si los pacientes tienen alguna alteración y cuantificarla. El objetivo del presente estudio es determinar una media de la sensibilidad al contraste visual, en un grupo representativo de la población mexicana que acude a la consulta externa del Instituto de Oftalmología Conde de Valenciana (IOCV), ya que los parámetros de normalidad conocidos pertenecen a sociedades de individuos con patrones raciales, socioeconómicos y culturales diferentes a los que existen en México. Así, se buscó estructurar un instrumento de medición para la sensibilidad al contraste visual adaptable a la población mexicana que acuda al IOCV.

Material y Métodos

Se realizó la prueba de sensibilidad al contraste visual a 224 mexicanos. Los criterios de inclusión fueron: las personas de 5 a 80 años de edad que acudieron a consulta externa al IOCV; las personas evaluadas sin patología sistémica, neurológica, ni oftalmológica; y los sujetos cuyas refracciones se encontraron en los parámetros de ± 1 dioptría, considerando el equivalente esférico.

Se excluyó a todos aquellos pacientes que, habiendo sido evaluados, no cumplían con los criterios de inclusión establecidos. En los criterios de no inclusión estuvieron todos aquellos que, cumpliendo los criterios de inclusión, no estuvieron de acuerdo con ingresar al grupo de estudio.

Previo al estudio de sensibilidad al contraste se llevó a cabo un interrogatorio clínico completo con el cual se evaluaron los parámetros para determinar el estado de "normalidad" de cada individuo, además de realizar la exploración clínica oftalmológica completa.

Una vez establecido el estado de salud del paciente, se procedió a la medición de la sensibilidad al contraste, utilizando la cartilla de la sensibilidad al contraste VISTECH 6500 para visión lejana. La misma persona, previamente entrenada, realizó la prueba a 10 pies de distancia, con una iluminación de 40 a 70 ft λ, medida con fotómetro y cuidando que la cartilla estuviese a la altura de los ojos del paciente, sin ninguna inclinación que modificara el resultado del examen.

Se realizó la medición con la corrección óptica requerida por el paciente, con armazón y lentes de prueba, para así evitar el uso de filtros o rayaduras en las lentes usadas habitualmente, ya que estas variables podrían modificar el resultado del examen.

Se valoró indistintamente cada ojo, para evitar el factor de aprendizaje en la contestación de la prueba. Los resultados individuales se recabaron en el formato de evaluación para la sensibilidad al contraste de Vistech Consultants, Inc., para, posteriormente, analizarlos mediante medidas de tendencia central y pruebas estadísticas para diferencias de medias (t de Student) así como frecuencias simples encontradas en los datos recabados.

Resultados

De los 224 pacientes evaluados, 125 (55.8%) fueron del sexo femenino y 99 (46.6%) del sexo masculino. El promedio de edad por sexo masculino fue de 33.24, con una desviación estándar (de) de 17.38 años, y el femenino de 26.98, con una DE de 13.28 años. Estos valores muestran una diferencia estadísticamente significativa (p< 0.05).

Se realizó un análisis por sectores de frecuencias por sexo, no encontrando diferencias estadísticamente significativas entre ninguno de ellos (cuadro I).


Asimismo, se analizó cada ojo por separado (ojos derechos e izquierdos) y esto tampoco demostró diferencias estadísticamente significativas (cuadro II).


Se estratificó por grupos de edad y esto mostró una mayor sensibilidad al contraste en los grupos de 21 a 30 años y en el de 31 a 40 (cuadro III).



Se estructuró una gráfica con los parámetros utilizados por Vistech Consultants, Inc., en su formato de evaluación para la sensibilidad al contraste (figura 1). En las gráficas complementarias se presentan los resultados obtenidos en los estudios realizados, por grupos de edad (figura 2).

Discusión

La importancia de la detección de la sensibilidad al contraste visual se encuentra en fase de valoración. Existen informes en los cuales se equipara y compara con el valor de la cuantificación de la agudeza visual y la relación que puede existir entre ambos parámetros.5

Durante la última década se ha incrementado la utilización de la detección de la sensibilidad al contraste visual, como una herramienta clínica más para la detección de patología oftalmológica y/o de vía visual.6



Los resultados del presente estudio corresponden a los de una muestra de personas sanas que acudieron al IOCV, y quienes, cumpliendo con los criterios de inclusión, conformaron una muestra representativa de lo que en la población mexicana pudiera tomarse como un estudio piloto de cuantificación de la sensibilidad al contraste visual.

No existe en México informe alguno sobre las características de la sensibilidad al contraste visual en personas sanas; sin embargo, se ha convertido en una práctica el realizar dicha prueba en pacientes oftalmológicos, tanto para diagnóstico como para evaluación de resultados postoperatorios, ya sea con técnicas quirúrgicas convencionales o en fase de investigación. Los resultados de dichas valoraciones se comparan con las curvas de sensibilidad al contraste visual normales reportadas en otros países.7 Al igual que en otros estudios, se encontró disminución de la curva de sensibilidad al contraste visual en los grupos de población mayores de 50 años.8

La importancia de este informe reside en el interés por establecer un parámetro de normalidad en la "calidad" de la visión, es decir, de la sensibilidad al contraste visual de la población mexicana sana, a fin de obtener parámetros de diagnóstico y realizar comparaciones pre y post operatorios de mayor confiabilidad, haciéndolo con curvas de sensibilidad al contraste visual reales, propias del país, ya que la curva de normalidad para la sensibilidad al contraste visual se encuentra por debajo de los límites inferiores reportados y contra los cuales se ha evaluado hasta ahora a los pacientes mexicanos.(7) La razón de dicho resultado escapa a los fines de la presente investigación y será objeto de estudios posteriores.

Bibliografía

1. Snellen H. Scala tipographia per measurare el visus. Ultrecht, 1862:1-17.
2. Woo G. Low vision, principles and applications. Canadá, 1986:1-16.
3. Princeton NM, Miller D, Nadler DJ. Glare and contrast sensitivity for clinicians. Nueva York: Springer-Verlag, 1990:1-32.
4. Ginsburg AP. Contrast sensitivity: Relating visual capability to performance. USAF Medical Service Digest 1983:15-20.
5. Marmor MF, Gawande A. Effect of visual blur or contrast sensitivity clinical implications. Ophthalmology 1988: 139- 143.
6. Owsley C, Sloane ME. Contrast sensitivity, acuty and the percepcion of "real world" targets. Br J Ophthalmol 1987:791-796.
7. Princeton NM, Miller D, Nadler DJ. Glares and contrast senstitivity for clinicians. Nueva York: Springer Verlag, 1990:113-119.
8. Higgens KE, Jaffe MJ, Caruso RC, der Monasterio F. Ageing and spatial contrast sensitivity loss. J Opt Soc Am 1983:73-88.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329-3000, página web, www.insp.mx), con ISSN: 1606-7916 y Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, planta baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329 3000. Fecha de última modificación: 7 de junio de 2018. D.R. © por el sitio: Instituto Nacional de Salud Pública.

Gestionando el conocimiento