Salud Pública de México

SUBCULTURAS SEXUALES Y GRADO DE RIESGO DE ADQUISICIÓN DEL VIH EN ADOLESCENTES DE UN BARRIO MARGINADO

SUBCULTURAS SEXUALES Y GRADO DE RIESGO DE ADQUISICIÓN DEL VIH EN ADOLESCENTES DE UN BARRIO MARGINADO

AUTORES


RAMIRO CABALLERO-HOYOS, M. EN COM.,(1) ALBERTO VILLASEÑOR-SIERRA, M.C., M. EN C.(2)

(1) División de Comunicación, Sociedad y Salud, Unidad de Investigación Epidemiológica y en Servicios de Salud del Adolescente, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
(2) División de Enfermedades Infecciosas y Parasitarias, Unidad de Investigación Epidemiológica y en Servicios de Salud del Adolescente, IMSS.

RESUMEN

Objetivo. Describir las subculturas sexuales y el grado de riesgo de adquisición del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), en adolescentes de un barrio marginado. Material y métodos. Se realizó un estudio exploratorio transversal en el barrio “La Inmaculada”, de Guadalajara, Jalisco, México, en agosto de 1994. Se incluyeron 20 varones y 20 mujeres de 15 a 19 años de edad, en quienes se exploraron actitudes y conductas sexuales, así como la correlación de éstas con diversas subculturas de expresión sexual. Resultados. En adolescentes varones  redominó la subcultura de libre expresión asociada a conductas de riesgo alto, en las mujeres la subcultura célibe a conductas de riesgo bajo. Declararon tener vida sexual activa 18 varones y cinco mujeres; de los primeros, sólo tres refirieron usar siempre el condón, de las segundas ninguna notificó el uso constante del condón por parte de sus parejas. Conclusiones. Los adolescentes sujetos a este estudio se encontraron en riesgo alto de adquisición del VIH al predominar en ellos la práctica sexual sin protección.

ABSTRACT

Objective. To describe the sexual subcultures and the risk of acquiring HIV among adolescents in Guadalajara, Jalisco. Material and methods. The study took place during August 1994. A cross-sectional study design was used; data collection was done using pile sorts of 20 males and 20 females aged between 15 and 19 years.  Data analysis was done by means of hierarchical clustering, multidimensional scaling, cultural consensus and correspondence techniques. Results. Males: this  cluster presented a sexual subculture pattern of free expression associated to high risk behaviors. Females: this cluster showed a sexual subculture pattern of celibacy, associated to low risk. Correspondence analysis: a correlation was found  among adolescents between their sexual subcultures and risk of acquiring HIV. Conclusions. Among males, the free expression sexual subculture included high risk sexual behavior for acquiring HIV. Among females, the celibacy sexual subculture included low risk sexual behavior. Nevertheless, both males and females presented high risk sexual behaviors, since they engage in unprotected sexual practices.

Introducción

EL SÍNDROME DE inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es la pandemia más importante del siglo. El número de casos notificado por la Organiza- Eción Mundial de la Salud (OMS) fue de 1 777 288 hasta el 10 de septiembre de 1995;1 sin embargo, se estima que la cifra real es mayor, considerando la probabilidad de subregistro, los informes incompletos o el retardo en la notificación.2

En México, hasta el 1 de octubre de 1995 se habían notificado 24 843 casos de SIDA; 30.4% se ubicaron en el grupo de 20 a 29 años de edad y 2.1% enadolescentes de 10  a 19 años; la principal vía de transmisión fue la sexual (46.4%).3 Si se toma en consideración que el periodo de latencia entre el momento del contagio con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y las manifestaciones del SIDA es de dos a 11 años,4 se estima que al menos 25% de los casos en el grupo de 20 a 29 años pudo haber adquirido el virus en la adolescencia.1,5

En algunos estudios sobre la sexualidad de los adolescentes en México se establece que el inicio de las relaciones sexuales se da en un rango promedio entre los 15 y 16 años de edad, y que es más temprano en los varones que en las mujeres.6-8 A la vez, la actividad sexual sin protección es común en la mayoría de los adolescentes.9

Los adolescentes de estratos socioeconómicos inferiores poseen menos instrucción y experimentan mayores problemas psicosociales y carencias, lo cual favorece más la exposición a factores de riesgo y mayores probabilidades de adquirir el VIH.10-12

Existen distintos enfoques sobre el efecto de las conductas sexuales en el riesgo de adquisición del VIH. Netting 13 propone tres subculturas de expresión sexual: a) el celibato; b) la monogamia; y, c) la libre expresión. Estas subculturas tendrían correlación con los grados de riesgo propuestos por Stiffman y Earls14 y por Libman y Witzburg,15 a saber: bajo, moderado y alto, respectivamente.

El objetivo de este trabajo fue explorar las actitudes y conductas sexuales de riesgo en adolescentes de un barrio marginado de Guadalajara, Jalisco, México, agrupándolas de acuerdo con las diferentes subculturas sexuales mencionadas y describiendo el grado de riesgo de adquisición del VIH.

Material y Métodos

Es un estudio exploratorio transversal realizado en el barrio marginado “La Inmaculada”, de Guadalajara, Jalisco, en agosto de 1994. Se trabajó con un método cualitativo cognitivo.16 Se recolectaron datos sobre el dominio cultural17 de las conductas y actitudes sexuales de 20 varones y 20 mujeres de 15 a 19 años, seleccionados por conveniencia.

En la recolección de datos se aplicó la técnica del sorteo de montones,18 mediante la  cual cada  adolescente seleccionó, de  un conjunto de  25 cartas  con frases feridas a actitudes y conductas sexuales, las que identificaba haber tenido o no.

Inicialmente se aplicó el análisis de racimos jerárquicos para identificar las distintas  subculturas de expresión sexual y su correspondencia con los grados de riesgo de adquisición del VIH.

Se calculó el valor de tensión de distancia en la relación de los ítem. Asimismo, se aplicó el análisis factorial de consenso cultural19 sobre actitudes y conductas pertenecientes a las subculturas sexuales. Finalmente, se realizó un análisis de correspondencia20 para asociar los sujetos con las conductas y actitudes pertenecientes a las subculturas sexuales. El análisis se llevó a cabo con el paquete ANTHROPAC.21

Resultados

En los adolescentes varones el racimo predominante fue el de la subcultura de “libre expresión”, con  conductas   de riesgo alto. En las mujeres el racimo más frecuente  fue el de la subcultura célibe, asociada a conductas de riesgo bajo.

Los valores de tensión de distancia corroboraron que las actitudes y conductas tuvieron un alto grado de similaridad (0.084 en varones y 0.005 en mujeres).

Se observó un bajo grado de consenso cultural en los varones, sobre el predominio de la subcultura sexual de libre expresión y el grado de riesgo alto de adquisición del VIH, atribuible a la presencia de otras subculturas sexuales (monógama y célibe) (Razón: 1.6). En el caso de las mujeres, el grado de consenso sobre el predominio de la subcultura célibe y el riesgo bajo fue alto (Razón: 5.1).

A través del análisis de correspondencia se corroboró la correlación de los entrevistados con los atributos correspondientes a las subculturas sexuales. Predominó un alto grado de similaridad de los varones con los ítem de la subcultura de libre expresión (figura 1). A la vez, en las mujeres se dio un alto grado de similaridad con la subcultura célibe y riesgo bajo (figura 2).





En relación con el uso del condón como indicador del grado de riesgo de adquisición del VIH, 18 de los 20 varones que participaron en el estudio refirieron tener vida sexual activa: 14 con más de una pareja sexual y cuatroexclusivamente con su pareja. De los primeros, sólo tres declararon usarlo siempre, mientras que en los segundos sólo uno dijo lo mismo. De las 20 adolescentes mujeres, únicamente cinco refirieron tener vida sexual activa. Si bien dos pertenecían a la subcultura de libre expresión por ejercicio de la prostitución y múltiples parejas, y tres a la monogámica, en ningún caso notificaron el uso constante del condón por parte de sus parejas.

Discusión

Entre los varones predominó la subcultura sexual de libre expresión. Sin embargo, tanto éstos como los de la subcultura monogámica se encuentran en riesgo alto de adquisición del VIH al tener relaciones sexuales sin protección. En las mujeres, aunque predominó la subcultura célibe de riesgo bajo, aquéllas con vida sexual activa (tres casos de monogamia y dos de libre expresión) se ubicaron también dentro de un riesgo alto por tener relaciones no protegidas.

A través de este trabajo de carácter exploratorio, no se busca probar la validez de la correspondencia entre la subcultura sexual y el grado de riesgo de adquisición del  VIH, sino más bien identificar su presencia e inferir conceptualmente sus posibles grados de riesgo. Debido al tamaño de la muestra y al carácter exploratorio del estudio, los resultados no pueden extrapolarse a otras comunidades marginadas.

Resulta aconsejable realizar estudios similares en grupos marginados, a fin de obtener información que pueda ser comparada con los presentes resultados.

Bibliografía

1. Organización Panamericana de la Salud. Vigilancia epidemiológica del SIDA en las Américas, Informe trimestral, 19 de septiembre de 1995. Washington, D.C.: OPS/HCA/95.015.
2. American Association for World Health. Sida y familias. Día Mundial del SIDA. Washington, D.C.: American Association for World Health, 1994. 3. Dirección General de Epidemiología-Consejo Nacional de Prevención y Control del SIDA. Separata de la Revista SIDA-ETS 1995;1:I-XX.
4. Rubin SA, Earls F, Dore P, Cunningham R. Changes in acquired immunodeficiency syndrome-related risk behavior after adolescence: Relationships to knowledge and experience concerning human immunodeficiency virus infection. Pediatrics 1992;89:950-956.
5. Bowler S, Sheon AR, D’Angelo LJ, Vermund SH. HIV and AIDS among adolescents in the United States: Increasing risk in the 1990s. J Adolesc 1992;15:345-371.
6. Consejo Nacional de Población. Encuesta Nacional sobre Sexualidad y Familia en Jóvenes de Educación Media Superior. México, D.F.: CONAPO, 1988.
7. Consejo Nacional de Prevención y Control del SIDA. Comportamiento sexual en la Ciudad de México (Encuesta 1992-1993). México, D.F.: CONASIDA, 1994.
8. Monroy A. La sexualidad en la adolescencia. En: Peréz-Fernández CJ, Rubio-Aurioles E, coord. Antología de la sexualidad humana. II. México, D.F.: Miguel Angel Porrúa-CONAPO, 1994:693-730.
9. Population Reference Bureau. La actividad sexual y la maternidad entre las adolescentes de América Latina y El Caribe. Riesgos y Consecuencias. Atlanta: Population Reference Bureau, 1992.
10. Heather W, Vaughan RD, Cohall AT. Psychosocial influences on acquired immunodeficiency syndrome-risk behaviors among high school students. Pediatrics
1991;88:846-852.
11. Pincus T, Callahan LF. Associations of low formal education level and poor health status: Behavioral in addition to demographic and medical explanations? J Clin Epidemiol 1994;47:355-361.
12. Hein K. Commentary on adolescent acquired immunodeficiency wave of the human immunodeficiency virus epidemic? J Pediatr 1994;114:144-149.
13. Netting, NS. Sexuality in youth culture: Identity and change. Adolescence 1992;27:961-976.
14. Stiffman AR, Earls F. Behavioral risks for human immunodeficiency virus infection in adolescent medical patients. Pediatrics 1990;85:303-310.
15. Libman H, Witzburg RA. HIV education and prevention. En: Carr R, Wald A, Shanaham C, Hein D, ed. HIV Infection. A Clinical Manual. 2a. edición. Boston: Little
Brown Co., 1993:423-431.
16. Bernard HR. Research methods in anthropology. 2a. edición. Newbury Park: Sage, 1994:238-239.
17. Borgatti SP. ANTHROPAC 4.0. Methods guide. Columbia: Analytic Technologies, 1992:46.
18. Weller SC, Romney AK. Systematic data collection. Newbury Park: Sage, 1987.
19. Boster JS. Exchange of varieties and information between Aguaruna manioc cultivatos. Am Anthropol 1986;88: 428-436.
20. Weller SC, Romney AK. Metric Scaling. Correspondence Analysis. Newbury Park: Sage, 1990.
21. Borgatti SP. ANTHROPAC 4.0. Columbia: Analytic Technologies, 1992:55.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Salud Pública de México es una publicación periódica electrónica, bimestral, publicada por el Instituto Nacional de Salud Pública (con domicilio en Avenida Universidad núm. 655, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329-3000, página web, www.insp.mx), con ISSN: 1606-7916 y Reserva de Derechos al Uso Exclusivo con número: 04-2012-071614550600-203, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Editor responsable: Carlos Oropeza Abúndez. Responsable de la versión electrónica: Subdirección de Comunicación Científica y Publicaciones, Avenida Universidad núm. 655, planta baja, col. Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, C.P. 62100, teléfono 329 3000. Fecha de última modificación: 7 de junio de 2018. D.R. © por el sitio: Instituto Nacional de Salud Pública.

Gestionando el conocimiento